Desierto de Marrakech

Parece que puede haber un pequeño malentendido. Marrakech no es en sí mismo un desierto; más bien, es una ciudad vibrante ubicada en la parte central-oeste de Marruecos, cerca de las estribaciones de las montañas del Atlas. Sin embargo, Marrakech sirve como una puerta de entrada popular para explorar las regiones desérticas cercanas.

Aunque muchas personas se refieren al Desierto de Marrakech, en realidad, este no existe como tal. El desierto al que nos referimos al hablar del “Desierto de Marrakech” es el Desierto del Sáhara, la región árida más extensa del mundo.
Este desierto abarca varios países, incluyendo Argelia, Túnez, Marruecos, Sáhara Occidental, Mauritania, Malí, Níger, Libia, Chad, Egipto y Sudán.
Debido a su gran atractivo turístico y a los millones de visitantes que recibe cada año, Marrakech se ha convertido en el principal punto de partida para explorar el Desierto del Sáhara en Marruecos.

Las zonas más destacadas del Desierto del Sáhara marroquí son Zagora,Merzouga y Agafay. Estos lugares ofrecen experiencias auténticas y paisajes impresionantes que atraen a viajeros de todo el mundo.

Desierto de Merzouga

Desierto de Merzouga
Desierto de Merzouga

Merzouga es un pueblecito encantador en el sureste de Marruecos, hogar de la perla del Desierto del Sahara. ¡Es una joya preciosa y muy buscada por turistas de todo el mundo! Las gigantescas dunas de Erg Chebbi, algunas de las más altas en todo Marruecos, se alzan majestuosamente en el paisaje, creando una vista impresionante que te quitará el aliento.
Paz, tranquilidad, un cambio total de escenario… Eso es lo que te prometen las extensas tierras del desierto de Merzouga. Dunas largas de 5 km de ancho, rastros de las patas del fennec, paisajes donde el silencio resuena…

¿Puedes imaginar este escenario de ensueño?

Este es el encanto irresistible de Merzouga, que atrae cada vez a más visitantes de todo el mundo, tentados por la experiencia del desierto. Es también una oportunidad única para explorar diversos paisajes con formas geológicas impresionantes: desde la Kasbah de Aït Benhaddou, pasando por las gargantas de Dadès hasta llegar al Valle de Drâa. Las dunas de Merzouga, más impresionantes que en las postales, te ofrecen todo lo necesario para practicar el sandboarding o el Berber Surf. Tan altas como olas, ¡las subidas de adrenalina están garantizadas!

Desierto de Zagora

Desierto de Zagora
Desierto de Zagora

Zagora es una ciudad apacible ubicada en la región de Souss Massa Draa, en el sureste de Marruecos, a pocos kilómetros de la frontera con Argelia. Situada en la parte más meridional de Marruecos, se le conoce como la “Puerta del Desierto”. Con una población de alrededor de 30,000 habitantes, la ciudad se encuentra junto al río Draa y su actividad se centra en una calle principal. Aunque nunca ha alcanzado una gran población que justifique una estructura urbana más compleja, su encanto radica en su autenticidad y su ambiente tranquilo.
Ya sea en pareja o en solitario, el desierto de Zagora es un “must do & see” en Marruecos. En 4×4 o en buggy, es perfecto para escapadas, excursiones de 2 o 3 días y experiencias auténticas.
Mientras recorres el desierto árido, no olvides detenerte para admirar sitios históricos, como la Kasbah Aït Benhaddou. ¡Es imposible no dejarse cautivar por el encanto de esta maravilla, escenario de varias películas!
Las fortalezas y kasbahs del Valle de Drâa son igualmente impresionantes: ¡guardan mil y una historias!
Al final de tu recorrido, la ciudad de Zagora te dará la bienvenida para llevarte en un viaje de sensaciones y sabores. Rodeado de palmeras y dominado por una formación rocosa, el lugar es simplemente espléndido.
Absorbe la atmósfera del escenario, da un paseo en camello y libera tu mente al atardecer. ¡No olvides coronar tu noche con una estancia bajo las estrellas!

Desierto de Agafay

Agafay Desierto
Desierto de Agafay

El desierto de Agafay se encuentra a treinta kilómetros al sur de Marrakech y se extiende por varios cientos de acres. Este desierto rocoso puede asemejarse a un desierto de arena. De hecho, sus dunas blancas y su paisaje se asemejan a las dunas del Sahara. En el centro del desierto, hay un oasis sorprendente, un remanso de paz y tranquilidad, donde la fauna y la flora pueden desarrollarse fácilmente. En este paraíso, las ranas y las tortugas viven en paz en los oueds, rodeadas de agua y rocas. Perdidos en las dunas, aún se encuentran algunos pueblos bereberes que continúan existiendo en esta naturaleza austera pero sublime.
A unos treinta minutos de Marrakech: ¡aspira a la libertad! Explora el desierto de Agafay para disfrutar de extensas áreas de arena en 4×4 o en buggy. Sumérgete en las dunas rocosas y sorprendentes. Atrévete a alejarte de los caminos trillados y prueba la experiencia de pasar la noche bajo las estrellas o en un bivouac.
En medio del desierto, una pequeña oasis te espera para cautivarte con su belleza. Este pequeño tesoro escondido en el corazón del desierto te encantará a su manera: con plantas, tortugas, ranas…
¡Un descanso refrescante bien merecido después de un largo camino!
Los pueblos bereberes también tienen su encanto. Acércate a los habitantes del pueblo, disfruta de un té y déjate encantar por los ritmos de su música tradicional: ¡un auténtico momento de alegría!

Desierto de Marrakech Preguntas

¿Qué desierto visitar?

Si el tiempo y el presupuesto no son un problema, lo ideal es hacer una excursión de 3 a 5 días al Desierto de Merzouga. Es un lugar más hermoso y el viaje, aunque es más largo, se hace más relajado por la mayor duración y las diversas paradas del trayecto. Los paisajes que se recorren durante los días de la excursión merecen tanto la pena como el desierto en sí mismo. Lugares como Ait Ben Haddou, el Valle de las Rosas, las Gargantas del Dades, el Valle del Draa y las Gargantas del Todra son sorprendentes y desconocidos.Si, por otro lado, queréis dedicar 2 días para la excursión, visitar Zagora es la mejor o, dicho de otro modo, la única forma de poder dormir una noche en una haima en el desierto de Marrakech. Dado que hasta Ouarzazate el camino es el mismo que para visitar Merzouga, en esta excursión también se visitan lugares importantes como Ait Ben Haddou, por lo que el trayecto igualmente es muy interesante.y de otra parte por excursion desierto de 1 dia, Agafay ubicado a treinta kilómetros de Marrakech, el desierto de Agafay es uno de los sitios naturales más bellos perfectamente enclavados en las mesetas del Alto Atlas para aquellos que buscan la calma y la purificación del espírit.

¿Cómo son las excursiones al desierto de Marrakech?

El desierto no se debe tomar como el único fin del viaje y, como hemos dicho anteriormente, una de las ventajas de estas excursiones es que se atraviesan diversos paisajes y se visitan multitud de lugares.
Una vez en el desierto, lo normal es dar un paseo en camello hasta llegar al campamento donde se pasa la noche en una haima (tienda bereber). Al anochecer se suele tomar una cena típica en ocasiones acompañada de músicos que amenizan la velada. Despertarse para ver el amanecer entre las dunas es el punto fuerte del viaje.
Una vez amanece y se desayuna, excepto en las excursiones más largas donde se puede disfrutar de un día recorriendo el desierto, se suele emprender el camino de vuelta.

Planifica tu viaje al desierto marroquí.

Dado que esta es una experiencia única en la vida, es recomendable planificar tu viaje con Excursiones Marrakech con suficiente antelación. Puede ser una buena idea reservar lo antes posible para obtener la mejor oferta, ya que esto te brindará la mejor oportunidad de tener más opciones. Aquí te presentamos nuestras mejores excursiones al desierto desde Marrakech para explorar el desierto de Marruecos.